Cepillo alisador, mi experiencia y opinion

¡Buenos  días a todos!

¿Cómo estáis? Yo animada porque ya estamos en el ecuador de la semana y el sábado cada vez está más cerca. Además este fin de semana me espera un plan algo diferente… contando las horas estoy.

En la entrada de hoy quiero hablaros sobre el tan famoso cepillo alisador. Últimamente no se habla de otra cosa. He visto un montón de vídeos y he leído muchos blogs para informarme y decidir si quería probarlo o no. Tenía descartado comprar el original, lo vi en la web del corte inglés, pero costaba 60€ y no estaba dispuesta a gastarme tanto dinero en un producto de esas características. A pesar de que funcionase genial, no creía que fuese a sacarle demasiado partido.

Como la curiosidad  y el ansia viva cada día iban aumentando en mí, decidí probar con los cepillos “fake” que venden en aliexpress. Se lo compré al vendedor “1873636”, me costó 22,95€ y tardó un mes exacto en llegar.

cepillo alisador

He probado este cepillo alisador varias veces y creo que ya tengo una opinión lo suficientemente seria y formada como para poder compartirla con vosotros. Sinceramente, me he llevado un poco de chasco. Me esperaba otra cosa. Quizá sea culpa mía por esperar demasiado, no lo sé.

No es cuestión de que no alise, en ese aspecto no tengo nada malo que resaltar. Es solo que no le encuentro la utilidad. Me esperaba un cepillo que con un par de pasadas me dejase el pelo como me lo deja una plancha. Y no es así. Necesito dedicarle a mi cabello el mismo tiempo que le dedico con mi plancha. Y aun así no consigo el mismo resultado. Las raíces no quedan tan lisas porque el cepillo alisador es demasiado grueso y no se acerca tanto al cuero cabelludo y las puntas no quedan tan selladas como quedan con una plancha. A pesar de secarme el pelo concienzudamente con el secador y desenredarlo bien con mi cepillo  tangle teezer el cepillo alisador me da muchísimos tirones. Se me hacen nudos y se me enreda un montón. Tarda más en calentarse que una plancha y encima pesa más.

Mi dilema es; no consigo el mismo resultado, pero aunque lo consiguiese ¿para qué voy a gastarme dinero en este producto teniendo ya una plancha?

La plancha se calienta antes, llega a sitios más pequeños, cierra mejor la cutícula, pesa menos, no da tirones… Todo son ventajas.

Teniendo los dos en el armario, dudo que vaya a usar el cepillo alisador ni una sola vez. Y si no tuviera una buena plancha, preferiría ahorrar un poco y comprarme una.

Es cierto que yo soy muy tiquismiquis en cuanto al cabello. Cuando me lo aliso me gusta que quede completamente liso, como una tabla. Puede que por eso no esté demasiado contenta con este cepillo alisador. Solo lo recomiendo para personas que realmente no busquen alisar el cabello, si no quitarle algo de volumen y hacer desaparecer ondas muy pronunciadas.

Creo que si me hubiera comprado el original tendría la misma sensación. Sería igual de grueso. Aunque alisase mejor que el falso, dudo que lo hiciera tan bien como una plancha, así que descarto comprármelo.

Si alguien ha probado este cepillo alisador me gustaría que me contase su opinión aquí abajo en los comentarios y que me diese algún consejo, no vaya a ser que yo esté usándolo mal.

Gracias por leerme y nos vemos la semana que viene. Un besazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *